El proyecto CAMINA en la calle y más vivo que nunca

Desde hace unos meses Almería está viviendo toda una revolución cultural y social, el artífice de este movimiento es CAMINA. Un proyecto, que surge a raíz del Plan Estratégico ‘Almería 2030’, y que pone en relieve la necesidad de crear un eje cultural que ponga en valor la historia de nuestra ciudad.

CAMINA, que está cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del programa de Acciones Urbanas Innovadoras, tiene como objetivo conectar tres barrios míticos de la Almería, La Chanca-Pescadería, Almedina y centro, a través de la acción cultural y la implicación de los ciudadanos y los colectivos más representativos de cada barrio. Ese nexo de unión se materializará en una ruta circular dotada de un programación cultural relevante que proporcione a estas zonas una vida cultural atractiva para cualquier visitante.

Uno de los primeros pasos dados para materializar el plan ha sido la elaboración de un análisis sobre el nivel de cohesión e integración social entre barrios, así como el acceso a la cultura por parte de la ciudadanía. Este trabajo, realizado durante los meses de verano por el Centro de Estudios de las Migraciones y las Relaciones Interculturales de la UAL junto a Khora Urban Thinkers, a través de la realización de infinidad de entrevistas y más de 1.000 encuestas, ha revelado que existen puntos en común entre barrios. Estos versan en torno a la identificación de la Alcazaba como lugar emblemático para toda la ciudadanía, o la elección de la Puerta Purchena o la Catedral como espacios singulares de nuestro patrimonio cultural, entre otras muchas temáticas.

El siguiente paso dado, ha sido el establecimiento de los grupos de trabajo para elaborar la narrativa cultural común de la ciudad. Un relato, que aúne los hechos históricos y los lugares patrimoniales, con historias de la vida de la gente. Para ello, se han ido realizando más de una treintena de entrevistas individuales a expertos de la cultura, la historia, el patrimonio y la integración social, además de varias sesiones grupales para identificar los principales atributos y necesidades de los diferentes barrios.

En cuanto a intervenciones físicas, está previsto el proyecto de reforma del antiguo cine Katiuska, que se convertirá en uno de los nodos culturales de CAMINA, y la actuación en el Museo Doña Pakyta, que corresponderá a la segunda fase del proyecto.

Redimensionar imagen
Alto contraste